Indocumentados sin seguro y sin ayuda en tiempos de COVID: Familia mexicana de diez desgarrada por el mortal coronavirus

Esta nota es la primera de una serie que profundiza cómo ha sido afectada la comunidad latina, la hispanohablante y la indocumentada ante la pandemia del coronavirus en Carolina del Norte a través de la historia de la familia Chagoyán de Midland.

Laura Brache
September 3, 2020

Sentada en casa y desde la pantalla de su celular, Ana Chagoyán, una madre mexicana que vive en el pueblo de Midland, condado de Cabarrus, dio el último adiós a su hermano mayor Juan, de sólo 40 años, en un funeral a distancia celebrado el viernes 24 de julio. La acompañaba su madre, su otro hermano, su esposo, tres de sus hijos, su yerno y su nieto. Todos viven juntos bajo el mismo techo.

Los Chagoyán llegaron al país desde León, Guanajuato, México hace más de 20 años. Debido a su estatus migratorio, no tienen seguro médico. Dicen que no pueden trabajar desde casa y no pueden permitirse vivir por separado. Esto hizo que la propagación del virus fuera inevitable en su hogar. Según la doctora Viviana Martinez-Bianchi, una experta en salud comunitaria de Duke Health, muchas familias latinas en Carolina del Norte eligen vivir juntas para poder subsistir, especialmente si están sin seguro de salud y sin ayuda.

“Muchas de las cosas más lindas de la comunidad latina, de apoyarnos el uno al otro, de vivir en grupos con el resto de la familia, en este momento de una pandemia, en donde la distancia es necesaria, termina siendo algo que nos juega en contra”, dijo la doctora. Igualmente las circunstancias se agravan cuando los afectados están indocumentados, están sin seguro de salud y sin ayuda.

Read more

This story was produced by the Charlotte Journalism Collaborative, a partnership of six media companies working together in an effort started by the Solutions Journalism Network and funded by The Knight Foundation.

Menu